¿Lectura en papel o digital?

 El interés por las diferencias entre la lectura digital y la lectura en papel no es nuevo. La investigación en este campo comenzó a proliferar con la presencia de los primeros ordenadores en hogares y oficinas.

La ola digital ha arrasado como un tsunami las industrias culturales, trastocando completamente la forma de ofrecer los productos y servicios, y la manera de distribuirlos.

Esta tendencia, en cambio, no se cumple en el caso de la lectura en papel, que por ahora resiste con vigor los embates del profundo proceso de transformación que ha traído la innovación tecnológica.

Qué dicen las encuestas

 Hace ya más de diez años, una encuesta realizada a un millar de profesionales de la industria del libro de treinta países estableció 2018 como el año en que el formato digital acabaría con el impreso.

Justo en ese tiempo el libro electrónico llegó al mercado y, sin embargo, su tasa de penetración hoy en día sigue siendo reducida comparado con el libro impreso. Por alguna razón, no acabamos de aceptar desprendernos del tacto del papel y de la lectura a través de un objeto físico, con sus páginas y su portada.

El tacto del papel impreso

 El formato papel nos llega a más sentidos que la vista. El olor de la tinta de un libro nuevo o el tacto de las páginas impresas, establecen una experiencia sensorial que va más allá del mero texto, y esto es algo que el soporte digital no aporta.

Otro aspecto interesante que plantea es la relación sentimental que establecemos con el libro físico, que a menudo nos ayuda a expresar nuestra identidad. Los libros presentes en las estanterías de las casas dicen mucho sobre la personalidad y las inclinaciones del morador.

Uso del papel impreso

Según el Estudio de la asociación de Editores Estadounidenses, en abril de 2021, en la categoría Comercio (Libros de consumo), los ingresos de tapa dura aumentaron un 49,4%, llegando a 278,6 millones de dólares; Los libros de bolsillo aumentaron 44.0%, con 250.0 millones en ingresos; El mercado masivo subió un 11,9% a 18,1 millones de dólares; y Board Books aumentaron un 24,0%, con 12,2 millones en ingresos.

Un estudio liderado por la Universidad de Valencia ha demostrado el “efecto de superioridad del papel”, según el cual, las personas comprenden mejor un mismo texto y retienen mejor las imágenes si éstos y éstas están impresas en papel que si lo hacen en digital, a través de tabletas u ordenadores.

Además, los informes de ventas de libros electrónicos indican que este formato todavía se halla muy lejos de superar el volumen de mercado de los libros impresos.

Comprensión lectora con el papel

 La comprensión de la lectura suele ser menor si se lee en un dispositivo electrónico que cuando lo realizamos sobre soporte papel. Por otro, la necesidad de utilizar el desplazamiento vertical del texto también aumenta el efecto negativo del formato digital. Pero, según nuestro estudio, estos hallazgos deben interpretarse con cautela.

Ser un buen lector no es fácil. Requiere entrenamiento y mucha práctica. Gestionar la ingente información accesible mediante dispositivos digitales a través de Internet también demanda habilidades específicas que, según estudios recientes, los estudiantes no desarrollan de manera destacada.

Los «nativos digitales» no leen mejor en pantalla

 En el mundo virtual, saltamos incesantemente de un titular a otro, de un mensaje a otro. Accedemos a un volumen de información tan vasto que pronto tendemos a relajar nuestra atención y concentración sobre una misma pieza de información. Investigaciones con métodos de seguimiento del movimiento ocular demuestran que el grado de detalle con el que escrutamos la lista de resultados de los motores de búsqueda en Internet decae conforme vamos alcanzando las posiciones intermedias, hasta casi desaparecer al llegar a las últimas. En general, en el formato digital tendemos a realizar una lectura en diagonal de la información.

También ha tomado especial relevancia la idea de que el medio digital está cambiando nuestra forma de leer. Algunos autores defienden la hipótesis de que las pantallas e Internet están provocando que la lectura esté alejándose de su actitud pausada, lo que dificulta el ejercicio de las habilidades cognitivas necesarias para comprender los textos e imágenes que vemos en profundidad (atención, concentración y memorización, entre otras).

¿Está preparado el cerebro para la lectura digital?

 Casi con toda seguridad, a lo largo del día de has leído varios textos, quizá decenas, en alguno de los dispositivos digitales que tienes a tu alcance. Mensajes de las redes sociales o en aplicaciones de mensajería instantánea, correos electrónicos, noticias en diarios digitales y puede que algún documento de trabajo o académico que hayas escrito.

La exposición a la tecnología, con énfasis en la velocidad y la multitarea, puede fomentar un tipo de procesamiento más superficial que puede conducir a una disminución de la comprensión profunda en entornos digitales. Es decir, la comprensión sufre al leer en una pantalla ya que es más exigente física y mentalmente que leer en papel.

Protección de nuestro medio ambiente

Al contrario de lo que mucha gente cree, la impresión de la información en papel puede dañar menos el medio ambiente que la huella de carbono que deja la lectura digital y la fabricación de libros electrónicos o “eReaders”, según coinciden ecologistas y representantes de la industria del papel.

Es preferible para el medio ambiente, por ejemplo, imprimir en blanco y negro un correo electrónico con un documento adjunto de cuatro páginas, a doble cara, que leerlas en la pantalla de un ordenador durante más de quince minutos en total, según datos facilitados por la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (ASPAPEL).

Por otra parte, en un informe de la organización medioambiental “Amigos de la Tierra” en Francia, publicado en su web, se señala que el libro electrónico, pese al avance tecnológico que implica, es un “desastre para la ecología”. Según esta asociación la lectura de un periódico en papel tiene menor impacto en el calentamiento global, que hacerlo en internet durante treinta minutos.

Conclusiones sobre la lectura en papel vs medios digitales

 La lectura en medios digitales es una práctica extendida en nuestra sociedad. Sin embargo, los lectores aún prefieren mayoritariamente el medio impreso cuando se trata de leer en profundidad.

Al leer en pantalla disminuye nuestra comprensión del texto, sobre todo si se trata de contenido informativo. Esta carencia en la lectura aumenta en las nuevas generaciones.

La lectura digital favorece la distracción, lo que interfiere en las capacidades cognitivas necesarias para leer y comprender; entre ellas, la atención, la concentración y la memorización.

Teniendo en cuenta toda esta información, debemos seguir teniendo muy en cuenta para nuestros negocios el marketing impreso y la publicidad en soporte papel en nuestras estrategias de venta.

De esta forma conseguiremos un mayor impacto y sobre todo una mayor retención en nuestros clientes de nuestros mensajes y marca corporativa.

papeleria corporativa

Ventajas del Marketing Impreso

Comprueba aquí lo que puede hacer por tu negocio el Marketing impreso.

Suscríbete ahora y obtén un descuento exclusivo para tu próximo pedido (Válido para nuevos clientes)

Artículos recientes

Call Now Button